El simulador cardíaco interactivo CoraSim® permite el primer entrenamiento práctico con marcapasos temporales externos. ¡El usuario puede familiarizarse «prácticamente» con todas las funciones del marcapasos sin poner en peligro al paciente!

CoraSim® consta de una unidad de dispositivo (una interfaz controlada por microprocesador) y el software CoraSim® asociado para computadoras basadas en Windows. CoraSim® se conecta al ordenador mediante un cable USB. Los marcapasos externos temporales comunes, unicamerales y bicamerales, son compatibles y se pueden conectar a las tomas de entrada A (aurícula) y V (ventrículo) de la unidad del dispositivo CoraSim®.

Como en la práctica clínica diaria, donde el ECG de un paciente en el monitor se utiliza para diagnóstico y terapia, el software CoraSim® simula una amplia variedad de arritmias cardíacas y se muestran las señales de ECG correspondientes. Una vez identificada la arritmia cardíaca, se deben realizar los ajustes para una terapia exitosa en el marcapasos cardíaco temporal. Las interacciones del marcapasos, así como los cambios resultantes en la señal ECG del paciente simulado, se pueden seguir en cualquier momento. De esta manera se pueden pensar, probar y analizar los cambios en el ECG mediante la programación del marcapasos.

Se puede seleccionar una amplia variedad de escenarios de ritmo cardíaco en el menú de configuración del software CoraSim®. Los parámetros (como frecuencia cardíaca, amplitudes de señal, umbrales de estímulo, etc.) se pueden cambiar temporalmente para habilitar las configuraciones deseadas individualmente. Para un análisis más preciso, se puede pausar el ECG y mostrar papel cuadriculado para medir intervalos de tiempo con calibradores.

La sencilla configuración de una estación de trabajo (PC con Windows + CoraSim®) en su clínica y el acceso rápido a la sesión de formación le motivan a trabajar y probar de forma independiente las funciones importantes del marcapasos.

Los médicos experimentados aprecian la oportunidad de probar configuraciones especiales, por ejemplo en el PACE® Modelo 203 (medición de impedancia, función AutoSense, consulta de estadísticas) o activar la hiperestimulación ventricular para procedimientos TAVI con el simulador.

Ofrece al responsable de seguridad del dispositivo un complemento práctico a la formación del equipo. Los nuevos empleados se familiarizan más rápidamente con el manejo y la configuración del marcapasos. En el futuro, se pondrá cada vez más énfasis en la gestión del conocimiento en la gestión de la calidad hospitalaria. Con un equipo bien capacitado, se pueden reducir los errores, acelerar los procesos y aumentar la seguridad del paciente.

 

 

¿Le gustaría saber más sobre nuestro simulador cardíaco interactivo CoraSim®?

¡Contáctenos!

¿Conoces nuestros tutoriales sobre cómo utilizar el PACE® Modelo 203?